10 MALAS PRACTICAS DE ASESORES O CORREDORES INMOBILIARIOS… TE HA PASADO?

Por Paola Kaiser Revollo

 

Sabemos que la unión hace la fuerza, el trabajo en equipo nos hará líderes en el mercado, pero también existen malos asesors que entorpecen nuestro trabajo, por falta de capacitación, inexperiencia o simplemente falta de ética.

1 EL COMPRADOR FANTASMA

Siempre aparece un comprador, o más de uno haciendo ofertas cuando la exclusividad está a punto de caducar o quieren captar la propiedad, razón suficiente para que les firmen el contrato o argumentar la renovación del mismo, aunque sea por un período más corto que el anterior.

2 SUBIR EL PRECIO A CAMBIO DE UNA EXCLUSIVA

Una mala práctica desde mi punto de vista, a muchos les da igual si el cliente vendedor pide mucho por la casa, el objetivo se ha conseguido!  Este Asesor aun sabiendo que el precio esta elevado acepta a riesgo de quemar el inmueble.

Lanzar al mercado una propiedad tiene éxito un 70% de las veces en el primer mes, ya que los interesados esperan por él, este tratará de hacer que el cliente baje el precio en el transcurso de su contrato, sabrá darse modos y buscará la forma de convencerlo. Debemos trabajar de forma transparente frente al propietario, aunque no le caiga bien nuestra opinión, con los años de experiencia conozco los precios de mercado y sé detectar inmuebles comerciales. No escondan su auténtica opinión profesional.

3 NO CUMPLIR EL PLAN DE MARKETING

“Promesas, simples promesas” No te dejes engañar, muchos prometen al propietario un plan de marketing espectacular para vender su propiedad y después hacen lo de siempre, poner un letrerito en la ventana, un anuncio en Facebook y encomendarse a todos los santos para vender la propiedad, NO señores, para vender hay que invertir!!.

4 SOLO COMPARTEN LO QUE LES CONVIENE

Una práctica característica en muchas inmobiliarias o asesors inmobiliarios informales, es la de compartir lo invendible, o lo que no está en su precio justo. Las mejores captaciones las reservan para no comisionar a su agencia o ceder el 50% a la otra empresa inmobiliaria que tiene al potencial comprador, perjudicándose ellos mismos y a su cliente vendedor dejando pasar grandes oportunidades de venta.

5 ESCONDER EL PRECIO REAL

Muchas veces la inexperiencia de nuestro cliente vendedor hace que nos pase el precio de venta rápida! ¿por qué no decirle al propietario que podemos conseguir un mejor precio? Muchos optan por hacer firmar un sobre precio por el inmueble ya que podrán sacar mayor comisión de la venta del mismo, jugarías a la ruleta rusa???

Muchas veces va en contra de ambos y el precio obstaculiza una venta rápida. La sinceridad es tu mejor aliado y te dejará un cliente satisfecho que traerá recomendaciones para vos y para tu empresa.

6 FALSOS CLIENTES, COLEGAS CON POCA ETICA

Para que el propietario abra la puerta, le dicen que son compradores, que tienen un inversor o que la inmobiliaria a cargo del inmueble no contesta el teléfono (esto lo escucho muy seguido). Después, resulta que todo es falso, pero se dan modos para convencer al propietario de firmar un contrato de exclusividad y ponen a la venta el inmueble al precio que el propietario quiera.  Total, ya se verá en el camino. La famosa estrategia de meter el pie en la puerta de la casa y sabotear el trabajo de otros.

7 DA LO MISMO LA COMISION…PROBEMOS

Es otra mala práctica que acaba corrompiendo nuestro trabajo. Consiste aceptar vender la casa por una comisión menor a la que generalmente cobramos y utilizan muchos argumentos como: “otros también van a vender tu vivienda”, con esa comisión tan baja no tendrán colaboración de las demás inmobiliarias, nadie invertirá en la propiedad por el bajo monto económico que recibirán. LO BARATO CUESTA CARO!!

8 LAS OFERTAS FALSAS

Parece mentira, pero lo he visto en varias oportunidades, consiste en inventarse compradores que ofrecen precios irrisorios en relación con el de venta, mentalizan al propietario y por la necesidad acepta ofertas bajas con miedo de que no exista otra mejor, algo que no hubiera hecho de no existir las primeras ofertas.

9 FLEXIBILIDAD DE HORARIOS

También hemos sido compradores y sabemos que por el trabajo hay que ofrecer flexibilidad en los horarios, los fines de semana, feriados, final de la tarde y medio día son cruciales a la hora de mostrar una propiedad.

Te ha pasado que llamás a una inmobiliaria y justo en esos horarios no pueden? Ahí está el detalle, el tiempo es oro y quien flexibiliza sus horarios VENDE!

10 COMISION “CERO”

Papelitos cantan, tanto el contrato de exclusividad como la documentación del bien inmueble tienen que ser revisados de forma minuciosa. He escuchado a muchos colegas que hicieron una venta compartida y por no tener firmado un contrato no recibieron la justa remuneración.

Algunas de estas malas prácticas desaparecen cuando se trabaja con exclusividad, con una empresa seria que te brinde las garantías necesarias, otras desaparecerían con un mínimo de regulación por parte de las autoridades, otras solo se acabarán cuando la profesión se autorregule y sea capaz de generar un sello de garantía y excluir a los que la infrinjan gravemente.

Debemos mirar a países del primer mundo, para encontrar la combinación perfecta que mejore la práctica del profesional inmobiliario y, de paso, la imagen de la profesión en su conjunto.