Prevén que la emergencia reconfigure el negocio inmobiliario en Bolivia